Estudio sobre las formas de vivienda colectiva planeadas para el futuro

Cuando uno busca en Internet las palabras “futuro” y “vivienda”, le salen resultados muy variados: casas modulares, vivienda como negocio, precios futuros de las viviendas, y, cómo no, las viviendas ecológicas. Y es que, según el “gremio” al que le preguntes, cada uno contará su propia visión sobre esta cuestión.

Desde el punto de vista de un arquitecto, la pregunta importante podrías ser ¿cuál será el modo de vivir del mañana?, ¿viviremos en torres o en viviendas
unifamiliares?, ¿qué planes existen actualmente que abarquen la temática de las
viviendas?

Empezaremos hablando de un problema que ya hoy en día es muy importante y, tal vez, preocupante: hace 50 años había 1.000.000.000 de personas menos en el mundo, es decir, en 50 años la población mundial ha crecido en mil millones. Para países como Japón, donde ha ocurrido este mismo crecimiento, supone un gran problema, ya que tienen una superficie limitada y una población excesiva. Para esto, se crearon varios proyectos de viviendas colectivas masivas para liberar el suelo japonés (y más en particular Tokio).

Page-1-Image-23

Takenaka Corporation, uno de los mayores despachos del mundo, diseñó en el
año 89 el Sky City 1000 una torre de 1000 metros de altura, con base ortogonal y una superficie total de 8km2. A pesar de lo que parezca, no es solamente una torre, sino también un conjunto de bloques “manzana” superpuestos para formar la torre y que rodean un parque.

Page-2-Image-48
Este edificio, de ser construido, albergaría a 35000 habitantes en 196 plantas (aproximadamente un municipio de tamaño común) además de dar trabajo a 100.000 personas más, lo que aumentaría la capacidad hasta las 135.000 personas.

Debido al ancho de 400 metros del edificio, se tiene proyectado un monorraíl para cada planta de 56 metro de altura como conexión horizontal. Para la comunicación vertical se tiene pensado unos ascensores para una capacidad de 70 personas y que te llevarían a la última planta en 2 minutos en una cabina presurizada.

Page-2-Image-49   Page-2-Image-50
Obviamente, para tener a una población contenta hace falta ocio, el proyecto
contempla esta exigencia y proyecta incluso un estadio dentro del complejo.

Las ventajas a parte de liberar espacio son además ambientales. Tokio ha incrementado su temperatura superficial en 3 grados por culpa de las actividades en el suelo. Con esta torre, la temperatura volvería la normalidad el propio aire que pasaría dentro de las viviendas pasaría a ser fresco y no viciado como suele pasar ahora.

En cuanto a la seguridad del edificio, se contempla el problema del viento, que se soluciona “redondeando” las fachadas exteriores hacia adentro, favoreciendo además el cambio de aire en el interior y eliminar la posible estratificación que pudiera haber. Además, al igual que en el Taipei 101, se instalarían varias masas de contrapeso para reducir el efecto del viento, También haría falta una cimentación muy profunda tanto para este menester como para la alta actividad sísmica que sufre la zona, teniendo que llegar a la capa de roca sólida profunda de Tokio.

Con todo, parece un muy buen provecto pero, ¿por qué no se ha construido si soluciona los problemas de suelo, población, tránsito, polución. etc.?

Entre las razones más obvias está la de la escala del edificio, que necesitaría una cantidad excesiva de mano de obra, material y tiempo, además de tener que expropiar un terreno inmenso para construirlo la necesidad de tener que poner a toda la gente de acuerdo. Imposible hoy en día vaya

Page-3-Image-81

 

Otro mega-provecto de Tokio para solucionar los mismos problemas es el Shimizu Mega-City Pyramid, con 14 veces e volumen de la gran pirámide de Giza.

Page-4-Image-90

Tendría 2km de altura y 2km de base, y una capacidad para un millón de residentes, el equivalente a una ciudad grande (que no capital).

De esta manera, constaría de una estructura de barras con uniones (casi como el Atomium de Bruselas) del cual colgarían las viviendas y servicios del edificio.

Dicha estructura estaría sometida a tanto esfuerzo que solo se podría hacer con nanotubos de carbono, actualmente en proceso de estudio.

Los 50km2 de superficie se repartirían entre zonas de vivienda, trabajo y ocio.

Page-4-Image-101

Curiosamente, otra vez se crearían bloques o “torres pequeñas” como en el Sky City 1000 juntándose para crear el edificio entero. Torres colgadas de los vértices y mini-pirámides crearían el sólido del edificio, siendo la estructura general la que se encargaría de la conexión horizontal con monorraíles y, en vertical, con ascensores de dirección inclinada como las de la torre Eiffel aproximadamente.

Page-5-Image-110
De esta manera, el proyecto resolvería la mayoría de los problemas a los que se enfrenta el edificio estudiado anteriormente pero nuevamente sería demasiado costoso de hacer.
Finalmente para Tokio, pasamos al X-Seed 4000, el mayor edificio jamás proyectado en la historia, con 4000 metros de altura, 6.000 metros de ancho de base y 800 plantas. Tendría una capacidad para un millón de personas.

Page-5-Image-123
Sin embargo, el edificio nunca fue diseñado para ser construido en la realidad, más bien el despacho lo creó para darse a conocer (cosa que les funcionó).

Page-6-Image-138

Aun así, es digno de mencionar que la imaginación haya sido capaz de crear tamaño edificio para solucionar los problemas de hoy en día.

 

 

 

Pasamos a los Emiratos Arabes Unidos, con el proyecto-ciudad de Masdar, de Norman Foster.

La ciudad está diseñada para no emitir contaminación ninguna (después de su construcción) y para favorecer a los peatones y ciclistas a la vez que promover el transporte público y reducir el privado.

Page-6-Image-139

Con 6km2 de superficie, busca resolver probablemente el mayor problema con el que la raza humana se enfrenta hoy en día: la contaminación.

De esta forma, 50.000 habitantes podrán residir en este complejo sin contaminar ni un ápice. Y si, digo residir porque el proyecto está en construcción desde el 2006 y se planea tenerlo acabado para 2020, Es el primer proyecto de su tipo y, de funcionar, podría ser una solución al mayor problema con el que nos enfrentamos.

El proyecto consta de edificios muy bajos en comparación con los provectos anteriores: los bloques. Están diseñados de acorde con el clima y las características del lugar, al igual que las calles, donde se favorece la brisa para reducir las altas temperaturas a las que está sometida la zona además, comparte la misma característica que las viviendas tradicionales de la zona: juntar los edificios lo máximo para tener la mínima superficie en contacto con el exterior y así crear calles con sombra.

Como ya se dijo anteriormente, la ciudad favorecerá el transporte público y caminar. Para hacer esto, en la cota 0 solamente circularán peatones y bicicletas, mientras que el transporte rodado quedará soterrado, evitando también molestias visuales.

 

 

 

El Galactic Suite Project es un provecto de viviendas en el espacio, atendiendo a las supuestas futuras necesidades de comunicarnos con otros planetas.

Page-8-Image-177
Para este proyecto, ya no se crearían viviendas como las anteriores, si no que se estudiaría crear módulos, como la Ciudad en el Espacio de Ricardo Bofill.

Estos módulos se juntarían para crear paquetes de viviendas con su propia energía y servicios.

Page-8-Image-178

 

 

 

Finalmente, llegamos al Venus Project, que va más allá de la arquitectura, intentando solucionar todos los problemas sociales, económicos y medioambientales a la vez. Fue creado por Jacque Fresco.

Page-9-Image-196

La ciudad estaría compuesta de viviendas unifamiliares dispuestas por el terreno, nunca amontonándose o reduciendo espacio de suelo. En el centro estaría el corazón de la ciudad, con los edificios que lo rodean perteneciendo al ámbito del trabajo y del ocio.

Page-9-Image-197

Al igual que Masdar, está pensado para ser 100% eficiente, con un sistema propio de transporte, de creación de energía y de reciclaje de residuos.
Con todo, se percibe que el futuro de la vivienda es aún incierto además de ser heterogéneo en cuanto a cada país, asegurando una arquitectura abundante y diferente para el futuro.

 

Lucas Dutra – Habitatge col·lectiu

 

Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s