El dúplex y sus ventajas

Un dúplex podríamos definirlo como una vivienda formada por superficies que se encuentran en diferentes cotas. Esto desemboca un juego de volúmenes apreciables tanto en planta como en sección que nos aportan ventajas e inconvenientes a la hora de proyectar una vivienda.

El objetivo de este ensayo es analizar las ventajas del dúplex para poder llegar a la conclusión sobre si realmente un dúplex puede ser una buena solución a la hora de proyectar viviendas unifamiliares o/y plurifamiliares.

En su origen, un dúplex nacía de la necesidad de disponer de más superficie de vivienda en una parcela. De esta manera, muchas veces porque no querías robarle espacio de jardín o simplemente porque no disponías de suficiente espacio en horizontal para construir, decidías crecer en vertical.

Además de este motivo, hay pensamientos, sobretodo de la cultura anglosajona sobre el concepto de preferir una circulación en vertical en lugar de horizontal, que permite la separación inmediata de las zonas gracias a los diferentes niveles. Normalmente se concibe como la zona de día, en una planta, mientras la zona de noche en la otra. A raíz de esto, rápidamente surgen varias ventajas.

Es decir, supongamos que hablamos de una casa unifamiliar en la que la zona de día se encuentra en planta baja con acceso al jardín mientras que la zona de noche en la planta superior. Esto crea relaciones directas entre el jardín y las estancias que usas durante el día, es decir, permite que el jardín se perciba como la prolongación del estar-comedor, de la cocina…

Mientras que la zona de noche es más íntima durante el día, porque difícilmente una visita o los habitantes se verán con la necesidad de subir porque todo lo que necesiten durante el día lo tendrán en planta baja. La intimidad se ve potenciada por disponer de una altura superior, puesto que la visibilidad desde fuera disminuye. Además, la habitación puede disponer de una terraza o balcón que al tener acceso solo desde esa habitación le da una cierta privacidad.

Otra ventaja de la que dispondrías sería la acústica, es decir, al estar en un planta superior a la de la zona de día y de jardín o de la calle, te permite disminuir el ruido que llega a las habitaciones y beneficia al sueño.

Sin embargo, un elemento muy importante del dúplex son las escaleras, puesto que es la herramienta que permite unir los dos niveles. El principal inconveniente de esta sería que ocupa superficie, la cuál se podría disponer para otras estancias. De todos modos, hay formas de aprovecharla como ocupar el espacio que deja debajo para almacenaje o muebles. Además de que puede ser una forma de crear doble altura que permita la entrada de luz. Por otro lado, se puede diseñar de manera que sea un elemento escultórico.

Una ventaja que se suele buscar a la hora de diseñar una vivienda es que tenga ventilación cruzada, que se da gracias a que la vivienda tenga oberturas en dos fachadas opuestas y mejora la calidad del aire interior. En el dúplex es fácil que esto ocurra ya que al disponer de más fachada es más fácil que dos se encuentren opuestas. El hecho de tener más fachada permite mejor iluminación que se puede ver potenciada si se dispone de espacios de doble altura que además de más luz da sensación de mayor amplitud.

Por otro lado, el hecho de que un bloque de viviendas esté compuesto por duplexs puede provocar distintas situaciones a las que encontraríamos en caso de simplexs. A continuación, analizaremos gráficamente tres ejemplos en los que podremos observar como a partir de la colocación de los dúplexs, los juegos de volúmenes, los accesos y las fachadas cambian.

El primer ejemplo es La Unité d’Habitation de Le Corbusier (Marsella, 1952), el siguiente es El Polígono Escorial de Oriol Bohigas (Barcelona, 1962) y el útlimo La Casa Fullà de Òscar Tusquets i Lluís Clotet (Barcelona, 1967).

Viviendas

En planta:

plantas

En sección:

secciones

Accesos

En planta:

accesos planta

En sección:

accesos

Fachada

fachadas

A raíz de estos ejemplos y las ventajas anteriormente explicadas podemos extraer diversas conclusiones. El dúplex podríamos decir que es el concepto que todos tenemos de casa convencional. Puesto que las casas unifamiliares suelen estar compuestas por dos plantas con jardín. Lo que hace que sea fácil separar las zonas de día y de noche, y donde se ven potenciadas cualidades como la iluminación y la ventilación gracias a la doble altura y a la mayor superficie que da a fachada.

Mientras que cuando hablamos de viviendas plurifamiliares con dúplexs, podemos favorecernos de esas ventajas, además de que, tal como vemos en los ejemplos estudiados, nos permite crear más de una tipología de vivienda, donde no tiene por qué una planta ocupar la misma superficie de vivienda que en la otra o se pueden colocar simétricamente en sección. Además de que los accesos pueden estar cada dos o tres plantas favoreciendo que no se desperdicie superficie en ellos y se pueda destinar a vivienda. Sin embargo, cuando hablamos de fachada el debate se vuelve más subjetivo y no se encuentra una respuesta absoluta sobre si el dúplex se debería apreciar o no en fachada.

Por todo ello, para mí, el dúplex es una buena solución tanto en viviendas unifamiliares como plurifamiliares.

Irene Sánchez

Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s