El problema de los patios interiores

pliegues, patios y patinejos

La manzana tipo del ensanche induce a una profundidad edificatoria muy grande. Cuando se llega a profundidades más allá de los 14 metros, que es la distancia susceptible de iluminar con dos fachadas, se impone la necesidad de colocar unos “patios de luces” estratégicamente situados para iluminar y ventilar el interior. Pero estos patios significan una merma de espacio edificado (y en conclusión de beneficio económico), por lo que las constructoras colocan el número mínimo imprescindible, y con el tamaño menor aceptado por la normativa.

En su condición de elementos indeseables, normalmente están mal proyectados y suponen un inconveniente. Una habitación que de a un patio interior es peor y más incómoda. En este trabajo, se estudia el impacto negativo de estos patios, y se proponen algunas soluciones.

Observar de forma complementaria:

compendio de soluciones sin patios

 

 

Mario Bernad Rivera

Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s